Mapa Web  Nuestra LITERATURA  "Historias" del Arte  Directorio del Arte  FORO  CONTACTO

Grandes Autores Mujeres en la Literatura Siglo de ORO Teatro Español del XIX Literatura Norteamericana Nuestros/as AUTORAS/ES
Literatura Clásica Edad de Plata

 

Paco Herranz: Art works.

Heavymetalthunder.hol.es: Protagonistas de la mejor música del siglo XX

A. Esteve: Licenciado en Bellas Artes. Copias de obras de Arte.

 

Añade tu url a esta lista - Add url

Quienes somos

 

El siglo de oro

Garcilaso de la Vega (Toledo, entre 1498/1491 - Niza, Ducado de Saboya, 14 de octubre de 1536)


De elevada posición social, Garcilaso se educó esmeradamente en la corte desde aprendió, griego, latín, francés e italiano. Huérfano de padre, entró al servicio de la corte de Carlos en calidad de cotino real. Luego pasó al servicio del duque de Alba con el que participó en la expedición militar de Fuenterrabía, posteriormente fue designado y gentilhombre de la Casa de Borgoña y miembro de la orden de Santiago. Su matrimonio en 1525 con Elena de Zúñiga dama de honor de la hermana de Carlos I, propició que Garcilaso pasara a formar parte del séquito de ésta. Es en esta época que empieza a escribir sus primeros poemas. En 1529. Participó en la campaña contra Florencia recibiendo una pensión real en recompensa por los servicios prestados. En 1530viajó a Francia con el fin de comprobar el trato que Francisco I de Francia dispensaba a Leonor de Austria y de paso realizar tareas de espionaje. Posteriormente Garcilaso perdió el favor del emperador al participar como testigo en una boda que n era de su aprobación. Como consecuencia fue confinado en una isla del Danubio que sólo abandonó cuando el Emperador necesitó sus servicios a favor del duque de Alba. Posteriormente se estableció en Nápoles donde pronto se integró en la vida intelectual de la ciudad. En 1534 fue nombrado alcalde de Ríjoles, y en 1535 participó en la Jornada de Túnez donde resultó herido. Participó también en la guerra contra Francisco I y la posterior expedición contra Francia. Su última experiencia militar terminó con un temerario asalto a una fortaleza en la que tras ser el primer hombre en trepar por la escala recibió una pedrada que lo dejó gravemente herido. Murió en Niza a los pocos días. De formación clásica, su literatura representa la máxima expresión del Renacimiento castellano.

Obras de Garcilaso de la Vega:

Elegías

Primera elegía: Aunque este grave caso haya profundizado
Segunda elegía: Aquí, Boscon, donde del buen troyano

Epístola

Señor Boscán, quien tanto gusto tiene

Canciones

Si a la región desierta inhabitable
La soledad siguiendo
Con un manso ruido
El aspereza de mis males quiero
A flor de Gnido

Églogas

- Égloga I: El dulce lamentar de dos pastores
- Égloga II: En medio del invierno está templada
- Égloga III: Aquella voluntad honesta y pura

Poesías

I - Ad Thylesium
II - Ad Genesium Sepulvedam
III - Sedes ad cyprias Venus
IV - Ad Ferdinandum de Acuña,

Coplas

I - Habiéndose casado su dama
II - Yo dejaré desde aquí
III - A una partida
IV - Traduciendo cuatro versos de Ovidio
V - A una señora que andando él y otro paseando les echó una red empezada y un huso...
VI - Glosa
VII - A Boscán, porque estando en Alemania, danzó en unas bodas
VIII - Villancico
IX - Anécdota

Sonetos

I - Cuando me paro a contemplar mi estado
II - En fin, a vuestras manos he venido
III - La mar en medio y tierras he dejado
IV - Un rato se levanta mi esperanza
V - Escrito está en mi alma vuestro gesto
VI - Por ásperos caminos he llegado
VII - No pierda más quien ha tanto perdido
VIII - De aquella vista buena y excelente
IX - Señora mía, si yo de vos ausente
X - Oh dulces prendas, por mí mal halladas
XI - Hermosas ninfas, que, en el río metidas
XII - Si para refrenar este deseo
XIII - A Dafne ya los brazos le crecían
XIV - Como la tierna madre
XV - Si quejas y lamentos pueden tanto
XVI - No las francesas armas odiosas
XVII - Pensando que el camino iba derecho
XVIII - Si a vuestra voluntad yo soy de cera
XIX - Julio, después que me partí llorando
XX - Con tal fuerza y vigor son concertados
XXI - Clarísimo Marqués, en quien derrama
XXII - Con ansia extrema de mirar qué tiene
XXIII - En tanto que de rosa y azucena
XXIV - Ilustre honor del nombre de Cardona
XXV - ¡Oh hado esecutivo en mis dolores
XXVI - Echado está por tierra el fundamento
XXVII - Amor, Amor, un hábito vestí
XXVIII - Boscán, vengado estáis, con mengua mía
XXIX - Pasando el mar Leandro el animoso
XXX - Sospechas que en mi triste fantasía
XXXI - Dentro en mi alma fue de mí engendrado
XXXII - Estoy contino en lágrimas bañado
XXXIII - Mario, el ingrato Amor, como testigo
XXXIV - Gracias al cielo doy que ya del cuello
XXXV - Boscán, las armas y el furor de Marte
XXXVI - A la entrada de un valle, en un desierto
XXXVII - Mi lengua va por do el dolor la guía
XXXVIII - Siento el dolor menguarme poco a poco
XXXIX - ¡Oh celos de amor, terrible freno
XL - El mal en mi ha hecho su cimiento

Cartas

I - A la muy magnífica señora doña Jerónima Palova de Almogávar
II - Al Emperador Carlos V
III - A Seripando


 

En el inexplicable vuelo del ave solitaria nos gusta el Arte y nos gusta la Literatura con Mayúsculas. Ponemos a tu disposición NUESTROS AUTORES, así como los mejores escritores de todos los tiempos, notas biográficas de aquellos que pusieron los Pilares de la Literatura Universal, biografías de los mejores escritores de El siglo de ORO,  una perspectiva de la historia del Teatro español en el siglo XIX que incluye una breve Historia de los Teatros madrileños de la época, un homenaje a los mejores escritores de la Literatura Norteamericana, anécdotas de la Historia del Arte, Frases Célebres, FOROS de libre expresión, nuestro Directorio del Arte donde encontrarás miles de recursos, y, nuestra recomendación personal en: los libros que no deberías dejar de leer.